viernes, 29 de noviembre de 2013

¿Hasta cuando?

En los pueblos de la Mancha la crisis político-económica se vive de “cierta manera”. Hacemos “como” si no existiese. Actuamos como si no hubiese parados, afectados por las preferentes, desahuciados, dependientes con escasa o ninguna ayuda, centros educativos y hospitales noqueados por los recortes, clientelismo político, vergonzosa manipulación informativa, indecencia gubernamental, favoritismo hacia quienes llevan el carnet del PP en la boca (ahora es el que toca), fraude político y económico, alcaldes o alcaldesas sumisos y vendidos a de Cospedal, jóvenes sin futuro, gente que pasa hambre…Por eso en la Mancha las huelgas apenas se secundan, las manifestaciones se convocan en contadas localidades y peor aún, una exigua minoría hace públicos sus posicionamientos ante los problemas locales, autonómicos o nacionales. Como hijos de paisaje horizontal,  de llanura replicada a si misma a cada paso, de campos que mimetizan lo diferente en lo uniforme, ni vemos ni queremos que nos vean. Implantados en una inmensa planicie que suscita más que serenidad, quietud, ponerse en pie e iniciar la marcha supone quedar al descubierto y eso siempre es peligroso. Hay una línea apenas perceptible entre la precaución y la cobardía y la inmensa mayoría somos cofrades de la segunda. En una sociedad tradicionalmente agraria y católica se vive en el temor al Señor del cielo que puede arruinar caprichosamente la cosecha y a los Señores terrenales que la pagan como les viene en gana. Generación tras generación hemos crecido con ese miedo como primer plato y la resignación de postre, haciendo del silencio ante el poder un rasgo distintivo de nuestra identidad colectiva, un comportamiento mediante el que pretendemos hacernos invisibles, infantilismo imposible propio de una sociedad inmadura, porque... los silencios hablan. Aunque hagamos como que no, olemos a crisis en nuestras mustias calles y en nuestros corazones pues muchos somos a los que nos ha mordido. Como la mastican las desorientadas autoridades locales y su club de fans, en línea con las guías de actuación de su partido, responsable de la situación actual y que apenas tienen otros recursos que utilizar la estrategia escapista de generar artificiosos momentos de felicidad, recuperando gigantes y cabezudos , “reponiendo” en valor batallas de flores, zagalillas, reinas de fiestas - ¿reinas de qué?-, reliquias todas ellas de un pasado que la memoria engañosa disfraza de idílica placidez inexistente como si nuestros hijos y nietos tuviesen que conformarse con vivir lo que nosotros en su momento vivimos,  o incitando al consumismo del pobre, pero consumismo –semana del vino, jornadas de tapas…- mostrando su ignorancia acerca del papel fundamental que el mismo tiene en la crisis. Tarea inútil. El mal está ahí, en nuestra concepción del mundo. La resignación no basta; el temor angustia; la insolidaridad empobrece; el mimetismo cultural aliena; el escapismo festivo-cultural de baja intensidad al que asistimos una y otra vez es flor de un día; el individualismo a ultranza crea amos y esclavos. ¡Basta! ¡Otro mundo es posible! El neoliberalismo económico, ejecutado sin contemplaciones por la derecha en la Mancha y el resto de España, nos trata como mercancía de la que aprovecharse y se ha quedado sin argumentos humanitarios. La mayoría de nosotros somos sensibles al dolor, alegrías y necesidades de los otros y disfrutamos cuando compartimos y nos ayudamos. Solamente desde la fuerza de lo común, de la ayuda mutua pueden crearse estructuras que hagan posible, COMO DERECHO, el desarrollo de TODAS las CAPACIDADES (intelectuales, afectivas y SOCIALES) de CADA uno de nosotros. Pero  organizar la sociedad para hacerlo posible NO FIGURARÁ NUNCA en una ley educativa de un gobierno de derechas porque atenta directamente contra el capitalismo -como ejemplo reciente tenemos la LOMCE del PP -  aunque tampoco confío para semejante empeño en las actuales fuerzas políticas “de izquierdas”. Sólo desde el esfuerzo común no sujeto a la mercantilización y a la eficiencia, sino a la EFICACIA en la prestación universal se puede articular la atención sanitaria de calidad a TODOS los ciudadanos y la ayuda a las personas dependientes. Tampoco será ese el objetivo de la derecha neoliberal porque les hurta posibilidades crematísticas. Los dos derechos enunciados –educativo y de la salud- se han ido concretando entre nosotros merced a una mayor CONCIENCIA DEL VALOR DE LO PÚBLICO fraguada al calor del avance económico y cultural acaecido tras la segunda guerra mundial, con unas clases medias cada vez más amplias, formadas y exigentes para con los deberes fiscales de los ricos o lo que es lo mismo, limitando el margen de acción de los capitalistas y abriendo el camino hacia la SOCIALIZACION de bienes y servicios. Los capitalistas vieron claro que su privilegiada posición era incompatible con la progresión hacia el estado de bienestar y así desde los años 70 del siglo pasado la derecha se puso a trabajar para desprestigiar lo público y sus esfuerzos propagandísticos han surtido efecto. Nos ha infectado del virus del individualismo y la competitividad o lo que es lo mismo, de egoísmo y consumismo. El deseo de consumir se ha instalado como un derecho de facto. Podría decirse que “mi derecho a tener, a consumir, está por encima de tus derechos como persona”. Por eso no nos importa comprar  objetos fabricados a costa de la explotación de niños y trabajadores, ni que los comercios permanezcan abiertos a todas horas a costa del aumento de la jornada laboral de quien los atiende. La derecha neoliberal, a cuyos planteamientos económicos se fueron sumando los partidos socialdemócratas mientras nos engañaban como a bobos socializando calderilla, nos tiene cogidos, no los güevos, sino el cerebro y urge desinfectarnos antes de que sea demasiado tarde, porque ya tiene a su disposición recursos financieros, propagandísticos, tecnológicos y militares (ejércitos privados) como nunca antes los ha tenido para disponer de nuestras vidas a su antojo.

En la Mancha, las mejoras en lo que se denomina estado de bienestar no llegaron por movilización ciudadana sino por inercia de lo que ocurría en el resto del estado. Ni nos significamos para que llegase ni lo hacemos cuando ahora nos lo desmontan. ¡Inmutable Mancha en cardiograma plano! A nuestro mar de viña baja llegó el virus neoliberal de  la espaldera atestada de uva “competitiva”, que enmaraña de alambre los campos, los envenena de herbicida y los despuebla de vendimiadores. Comienzan a asomar por entre nuestras pagos setos de olivares superintensivos condenados a muerte en plena juventud. Aparecen grandes extensiones de ajos, tomates y pimientos, creando un paisaje verde de temporada, de un verde oscurecido con el sudor sanguinolento de quienes los recolectan por sueldos y horario de esclavos. Convivimos a diario con paisajes que nos “convencen” de que la explotación es la única realidad posible sin que nos paremos a pensar que sus diseñadores en Bruselas y España lo han hecho a conciencia  y nuestro identitario mimetismo silencioso les facilita la tarea.

¿Hasta cuándo?  No tengo respuesta. Probablemente, seguiremos como hasta ahora, dejándonos llevar, al menos durante una o dos generaciones más. Salvo los que nos gobiernan desde el BOCM y los que en los diferentes niveles de la administración actúan como ellos, la mayoría de los manchegos somos decentes, o mejor diría decentemente indecentes, capaces de reconocer nuestros renuncios en las distancias cortas, en lo cotidiano, pero nos perdemos un poco más allá de lo inmediato de la misma manera que apenas percibimos con nitidez la planicie a lo lejos. Hay que aguzar la vista, nuestra llanura se presta a ello. Hay que desobnubilar el entendimiento, tomar conciencia de algo que ya decía en el siglo XVI Bartolomé Leonardo de Argensola, que el casi infinito cielo azul extendido sobre nosotros ni es cielo ni es azul, y  que si nuestro llano se desertiza es porque se desertizan nuestras mentes. Pongámonos en marcha, hagamos constar que podemos ser mucho más que vino, queso y el decorado de un ficticio personaje cervantino que nunca ha sido nuestro.

Ya sabéis dónde estoy. En mis esperanzas os tengo. 


viernes, 27 de septiembre de 2013

Amistad

Amistad. Nunca me he cuestionado su significado y aún no sé por qué lo estoy haciendo ahora. Jamás me había detenido a pensar en profundidad sobre cómo son mis amigos. Entre mis preocupaciones no ha figurado la de hacerlos como tampoco la de mantenerlos, están mientras que están.  Llamo amigo a quien tiene la virtud de conocerme y sabe que soy manantial sobre el que no debe hacer el menor intento de encauzamiento ni de sumergirse a su antojo en las profundidades de las que emerjo. Llamo amigo a quien de mis aguas no bebe más que  las que generosamente le prodigo, saboreándolas en su justo término, cuidándose de alabarlas en exceso y de ensuciarlas con sus pensamientos. Llamo amigo a quien está atento a mis sequías y  desbordamientos  por si precisara recarga o  diques para contenerlos y avizora los campos por los que discurro por si hubiese de prestarse a abrirme, allanarme o vedarme senderos. Llamo amigo a quien es viento que me abrava, brisa que me refresca y estanque que me  remansa, y llegado el caso, defiende mis aguas ante terceros o se baña en ellas sin importarle lo que digan, cuestión nada baladí en un pueblo pequeño como el mio, un altruismo sólo al alcance de los que en verdad me estiman.

Siempre he vivido la amistad sin idealizaciones ni apasionamientos. Los amigos vienen y se van sin que pise el acelerador ni oponga resistencia en un transitar que apenas me supone coste afectivo. Su llegada es alegría, dejar uno en el camino me resulta fácil, sucede con un simple  “clip”, un desenganche instantáneo e imparable de una fuente carente de energía. El ya no amigo representa lo consumido, lo agotado, lo que ya no soy. Ya no estoy con él en sus inmoralidades ni en sus virtudes,  de las que reniego por excesivas o insignificantes. El adiós llega mudo, inevitable. Ya no es ni amigo ni enemigo, es nadie.



viernes, 13 de septiembre de 2013

Ilusorio empeño

Busqué entre los más bellos poemas
aquel con el que poder decir cómo te quiero,
más ninguno me sedujo como tú me tienes prisionero.

Busqué el verso más hermoso,

aquél con que decir cómo te siento,
más ninguno te alcanza a ver cómo te veo.

Busqué la palabra más sublime,

aquella que te llevase donde me lleva el roce de tus dedos,
más no la hallé.

Busqué mal, ilusorio empeño.


Es mi mirada en tu mirada ese poema 

en el que a diario nos besamos al leerlo.
Tu caricia en mi caricia 
el verso siempre nuevo de tu cuerpo 
El susurro silencioso de tu nombre
el verbo que me pierde 
y te enajena.

Yerra 

quien intenta 
atrapar
el amor
en un poema.

Amar

es el poema.





jueves, 22 de agosto de 2013

LO QUE NUNCA SE SUSCITA EN CLASE DE RELIGION NI EN CATEQUESIS

Si por algo se caracteriza la religiosidad popular es por el seguidismo intelectual. Todos los que hemos nacido en el seno de una familia católica en España sabemos por experiencia que desde la más tierna infancia, en la escuela y en las parroquias se refuerzan elementos del pensamiento preoperacional como el animismo y el mimetismo condicionando la afectividad del niño a imágenes e historias de la Biblia mediante la participación en ritos y actividades lúdico-festivas en las que se les habitúa a no cuestionar nunca el mensaje que se presenta como incontestablemente verdadero. A mí me costó llegar casi a los treinta y tres años para romper los barrotes de ese borreguismo en el ámbito de lo religioso. Curiosamente mi distanciamiento comenzó, años antes, a partir de unos ejercicios espirituales.

Esta entrada surge a partir de mi interés por exponer la importancia del hecho de enfrentarse a la información presente en los textos religiosos cuestionándola, una actitud que nunca se podrá adoptar en las clases de religión ni en las sesiones de catequesis. En esta ocasión he elegido algunos fragmentos del principio del Génesis, un texto que fundamenta el poder creador del Dios cristiano. La estrategia: plantear preguntas cuyas respuestas dejo para el lector. En su elaboración, como se puede comprobar fácilmente, han influido notablemente textos de Sebastián Agulló -de imprescindible lectura- que desconocía, a los que llegué por asociación de ideas y en los que me he basado para reordenar y completar las anotaciones que tenía. Se puede acceder a ellos a través de los enlaces que aparecen al final del artículo.  

1.1. Al principio creó Dios los cielos y la tierra.
Al principio…Se deduce de la frase que el autor del Génesis considera que Dios existía antes que el Universo y así lo afirman los judíos, cristianos y musulmanes. Pero entonces surgen algunas preguntas. ¿Dios existe únicamente en el espacio que ocupa el Universo? Si es así ¿la expansión del Universo significa que Dios también “crece” o... estaba “encogido” y se va desplegando haciendo que el Universo se extienda con Él? ¿Estamos asistiendo a una expansión de Dios que en contra de lo que se dice no es inmutable?. La siguiente pregunta surge en paralelo a las anteriores: ¿Dios “ocupa” más, es decir es más extenso que nuestro Universo? Si es así, ¿habrá creado o estará creando otros universos distintos al nuestro pues todavía “le caben”?  ¿Podría, en su afán creador, replicarse a sí mismo en una especie de gemación divina y generar otras posibilidades, otros universos?

1.26. Dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y …
Por su contexto “Dijo Dios” es una forma coloquial de expresar el deseo divino de crear. A pesar de ello la elección de esta expresión no es casual. El autor quiere dejar claro el hecho, defendido por las iglesias cristianas, de que Dios se pone en contacto con los hombres y éstos, o por lo menos algunos, son capaces de entenderle. Pero, ¿cómo se produce esa comunicación?, ¿Dios se materializa en forma humana, animal, vegetal… y utiliza el  lenguaje de los hombres o bien Dios entra y sale a su capricho en cualquiera de nosotros actuando directamente sobre nuestras neuronas produciendo verbalizaciones e imágenes? Teniendo en cuenta que los pensamientos e imágenes provocan emociones y sentimientos, ¿es la simple idea o imagen de Dios que cada uno se hace el origen del sentimiento de conexión con Él? Si fuese así Él entonces no nos hablaría, sería la idea que nos hacemos de Él la que funcionaría como el estímulo que provoca en nuestro cerebro las alteraciones  propias del estado místico.

2.7. Entonces Yahvéh-Dios formó al hombre del polvo de la tierra, insufló en sus narices aliento de vida y fue el hombre ser viviente.
Polvo y soplo, cuerpo y alma.  Si Dios crea un alma y un cuerpo para cada uno de los nosotros, ¿con qué criterios reparte “talentos” físicos y espirituales? ¿A capricho? Estas preguntas cobran especial relevancia en el caso de los que nacen disminuidos psíquicos: ¿son almas malformadas, con defectos de "fabricación"o…lo que es deficiente biológicamente es su cerebro y por eso su alma no se puede manifestar adecuadamente? Y digo yo: ¿le es tan gratificante crear un ser deficiente o condenar a un alma a no poder manifestarse en plenitud? ¿Resulta dañada el alma en éste último caso? ¿Abre la puerta esto a pensar que no todo lo que hace Dios es bueno?

La pregunta para mí más trascendental la dejo para el final: yo no consigo percibir de ninguna manera mi alma y por lo tanto, localizarla. ¿Alguien lo ha conseguido y puede decirme como lo hace?

2.16-17. Y Yahvéh-Dios dio al hombre este mandato: De todo árbol del jardín podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comas, pues en el día que comieres, morirás sin remedio.
La metáfora empleada en este fragmento invita a pensar que Dios manifiesta al autor del Génesis… ¿ ? … que en el mundo por Él creado, el bien y el mal, de alguna manera, están asociados. Independientemente de considerar el Mal como ausencia de Bien o defender que ambos son dos entidades diferentes, lo malo y lo bueno existen en nuestro mundo. Dios no podría crear algo que no esté en Él, luego Dios es Bien y Mal. Es más, en versículos anteriores el autor repite en varias ocasiones que Dios estaba contento con todo lo que había hecho, lo que sin duda, aunque no lo diga textualmente, es extensivo a terremotos y huracanes, ¿o no? Luego el “árbol de la ciencia del bien y del mal” es decir el tándem Bien-Mal, como todo lo creado por Dios, es bueno. Mis preguntas serían: ¿No es esto una contradicción con el mensaje de las jerarquías católicas que se empeñan en catalogar al Dios creador exclusivamente como Bondad? Cada cuál sabemos de los actos de bondad y de maldad de los que hemos sido capaces y lo que nos cuesta ser buenos y que del mal que hacemos surgen posibilidades creadoras de hacer el bien. ¿Será en eso en lo que somos hechos a imagen y semejanza de Dios? Los castigos de Yahveh  descritos en la Biblia son terribles y aparte de que tal vez debamos revisar lo que entendemos por actos buenos, ¿no será más bien que Dios no pudo ni puede hacernos de otra manera? Más aún, teniendo en cuenta lo dicho hasta ahora: ¿no será que el autor del Génesis y sus sucesores en la fe se inventan un Dios para explicar un mundo que desborda a nuestro entendimiento?

Habrá a quienes las preguntas le parezcan inconvenientes. A ellos les diría que el pensamiento que progresa es el pensamiento osado. A otros les parecerán ridículas, a otros insuficientes. Lo acepto siempre que las desmonten,las respondan o las completen con coherencia. Al fin y al cabo no soy un Dios.


LECTURAS RECOMENDADAS.

“Deconstrucción de Dios”. Sebastián AGULLÓ

“Deconstrucción del alma y el dualismo”. Sebastián AGULLÓ

“¿Dios?”. Sebastián AGULLÓ

“El aciago demiurgo”. E.M.Ciorán

sábado, 17 de agosto de 2013

Gentuza

                    "Ni en el explotador  ni en el que 
                  a él se abandona hay humanidad 
                      sino animalidad". JS-CG

Junto al Gigüela, inusualmente vivo este verano,  diviso una pareja de gitanos rumanos. Sus consumidas formas juveniles y sus pieles abrasadas por el sol  transmiten dolor al verlas. Ella recoge agua verdinolenta del caz, él la  toma de un tubo de goteo. La vida les ha negado hasta el agua, pero ¿a quién le importa? Expulsados e hijos de hijos de hijos de expulsados de todos los cielos e infiernos terrenales, llevan desde el nacimiento el estigma de su raza y sobreviven entre nuestras miradas de odio, desconfianza, desprecio o miedo. En estos días venden  sus energías por menos de veinte euros en la cosecha del ajo y llegado el caso tal vez lo hagan en inevitable y ruinoso meretricio porque su incomprensible y embrutecido Dios tampoco les permite ser putos de lujo. Hasta puede que les expolie algún “hermano” de sangre, Gitano de gitanos, “pisaor” de cabezas ya pisadas en las que aún perviven recuerdos de cuando sus tatarabuelos eran vendidos como esclavos en monasterios de Rumania. Entre los imponentes sauces, su coche, una suerte de caballo y carreta de chatarra, su  refugio y su retiro, su nido de amor y su palacio. No están solos. En las cercanías avisto un vehículo más y algo más allá, otro. Entre los tres forman un pequeño campamento en el que las ropas tendidas, efímeras paredes de algodón, les proporcionan una pizca de intimidad a la espera de que las autoridades o el fin de la cosecha les obliguen a desmontarlo tal y como sucede desde hace años, pues “ellos” aparecen y desaparecen en el pueblo como escorrentías de temporada. Andurrean por nuestras calles desde poco antes que las sembremos de colgaduras para celebrar las fiestas de San Juan, aquél que predicaba y bautizaba para convertir al pueblo, en cuyo honor nos vamos de pinchos, cubatas y cañas a bailes y chiringuitos. Y ellos, sin  agua. ¡C´est la vie!. La vie de los que dicen creer en un Dios y de los que no. En eso nos igualamos todos, en el desinterés por las injusticias y en la desgana por no cambiar nada.  
“Villarta está llena de esa gentuza” me dijeron. ¿Gentuza estas gentes que pasan insufribles horas miserablemente pagadas en el tajo en el que hasta les obligan a comer a pleno sol negándoles  un momento de reconfortante sombra? Hoy por hoy las plantaciones de ajos son el tajo de la deshonra. ¡Gentuza quienes les explotan y quienes hacen la vista gorda! Si por bondad entendemos hacer el bien a otro, en el caso de estos ajeros, ni somos buenos ni nos importa no serlo. Como municipio, años ha que no procuramos a estos nómadas de nuestro siglo lo que si procuramos a las plantas: un punto en el que disponer de agua, prueba de que para muchos las creencias o ideologías que dicen profesar son mero entretenimiento de su ¿entendimiento?. "¡Que los echen!", me continuaron diciendo. Sólo queda, dije, un lugar al que aún no los han intentado desterrar, el mar.
                                                                



                                                                

LECTURA RELACIONADA




martes, 25 de junio de 2013

ADIOS E.S.O, ADIOS. Un ejemplo de conformismo.


“Sólo triunfa en el mundo quien se levanta, busca las circunstancias, y si no las encuentra, las crea” George Berard Shaw.

Durante el curso que está a punto de finalizar, nuestro colegio, un centro público, redujo significativamente su profesorado. A nadie parece haberle importado. Durante un mes no tuvimos maestro de música y durante mes y medio de inglés. No hubieron ni cuatro o cinco madres o padres que se personasen en el despacho del responsable de turno, al que pagamos todos, para demandarles SI o SI que cumpliese con su obligación de nombrar al docente sustituto de inmediato. El curso que viene nos “empequeñecemos” aún más. Dejamos de impartir ESO. Ocurre, como debe de ocurrir en un estado democrático: por decisión de la autoridad competente, sin previa consulta y  análisis con la población afectada. Al fin y al cabo para eso estamos los ciudadanos de esta democracia transgénica insertada de genes franquistas, para obedecer y punto. Hemos perdido la oportunidad de elegir entre que nuestros hijos continúen estudios de educación obligatoria en su localidad o fuera de ella casi en silencio. Un detalle … sin importancia. ¿Para qué tanto elegir?  En tocante a la libertad, esa ficción idealizada, seguimos, como dijo Eric Fromm instalados en el miedo y la sumisión.

Cualquier ciudadano que sintiese a Villarta debía de haberse levantado contra tal decisión y haberla boicoteado. Cualquiera. Los que se han llevado o pensaban llevarse a sus hijos a estudiar fuera como los que no, tanto por las formas de la decisión adoptada como por el fondo porque nos han arrebatado a todos, para siempre, la posibilidad de elegir. Hemos sido ninguneados, tratados como borregos. Un pueblo al que le eliminan servicios es un pueblo condenado a morir. Los pueblos tenemos derecho a servicios básicos de calidad y la educación obligatoria es uno de ellos. ¿Quién es el señor o señora que ha decidido que nuestros hijos de once y doce años han de levantarse a las 7 de la mañana, ponerse en carretera (ida y vuelta) con el consiguiente riesgo de accidente para asistir a clases más masificadas y regresar a las 15h cuando teníamos la posibilidad de evitárnoslo? Una jornada casi casi urbanita, madrileña. ¡Qué modernidad en los llanos de la Mancha rural! En vez de responder exigiendo la mejora del servicio que teníamos hemos acatado su desmontaje con un tímido murmullo en dos o tres reuniones y una postura casi pusilánime.

Han sido dieciséis años de ESO en Villarta divididos en dos etapas. La primera en la que los padres y madres del colegio y el AMPA consiguieron CURSO a CURSO movilizar al Ayuntamiento (que siempre fue a remolque) y hacer que se respetase por el gobierno de entonces su permanencia. Otra, la de estos últimos años, en los que ha existido una infundada campaña de desprestigio, sin base en datos reales sobre el funcionamiento de la ESO en nuestro Centro, lo que junto  con el consejo más o menos explícito de la dirección del colegio a los padres para que se llevasen a sus hijos a un IES, el “olvido” del Ayuntamiento, un cierto esnobismo provinciano, y sobre todo el conformismo imperante han propiciado una situación imposible de reconducir.

El conformismo. Un estar en el mundo muy valorado por familias, políticos y educadores. Un antivalor que es el cáncer de todos los valores. Cuando oigo a un conformista de los muchos que conozco hablar de valores me entran ganas de vomitar. El conformista disocia habitualmente el pensar, el decir y el hacer. Piensa una cosa, pero dice y luego hace otra. A diario hay multitud de cosas que no queremos hacer y que las hacemos en función del qué dirán, de la imagen que damos, de la costumbre, de lo que nos “viene bien”. Es un proceso lento y efectivo al que nos habituamos desde la infancia cuyo objetivo es acallar la propia conciencia y por el que nos habituamos a ser “mu” pero que “mu” falsos en aras de una vida más “complaciente”. Quien lo culmina es aceptado sin mayores problemas por el grupo estableciéndose un contrato tácito de aceptación de la falsedad como salvaguarda de la supervivencia grupal. Es una aceptación simulada, de apariencias, como no puede ser de otra manera, producto de su origen. El precio que se paga por no hacer lo que se piensa es acabar pensando de acuerdo a lo que se “debe” hacer. El rebelde, aquel que no juega a este juego vive en permanente estado de guerra y sólo puede sacar sus fuerzas del sentido ético de sus convicciones.  Su resistencia ante el empuje del poder y de la injusticia surge del  convencimiento. El conformista sin embargo de lo que acaba convenciéndose es de que no tiene que poner ni un ápice su “estable” vida social en riesgo. En todo caso, en función de las circunstancias, simulará que lo hace, pero no irá más allá pues es incapaz de otra cosa. Su vida es un “paripé”.

En el caso que nos ocupa, ante la situación de hechos consumados en la que nos puso la administración educativa, que repito, pagamos para que nos sirva, sólo cabía enfrentarse utilizando una estrategia igual de contundente. Lo demás era parafernalia. En una de las reuniones de los miembros de la plataforma creada al efecto, yo, que no tengo hijos en edad escolar, lo expuse: ¿Quiénes estáis dispuestos a defender que los padres de alumnos del colegio, desde infantil a primaria no lleven a sus hijos a clase hasta tanto y cuanto la administración reconsidere su postura y hacer frente a las consecuencias? ¿Quiénes estáis dispuestos a organizar mientras tanto la atención educativa de vuestros hijos por nuestra cuenta para lo que queda de curso, incluso para el curso próximo con tal de que no os puedan achacar incumplimiento de vuestras obligaciones paternas?...Todo ello sin perder de vista el wertazo que se nos viene encima y que aún haría más difícil sostener la situación.

La respuesta que recibí se puede deducir de la forma en que actuó la Plataforma. Desde el principio quedó claro que nadie estaba dispuesto a jugar a fondo. El AMPA intentó salvar los muebles convocando para la creación de una Plataforma a cuyas reuniones en Villarta nunca asistió la Alcaldesa aunque sólo fuese para dar ánimos. Recogida de firmas, reuniones…POSTUREO. Se decía “vamos a luchar” pero no ha habido la más mínima resistencia al poder político-educativo. Le pese a quien le pese, le duela a quien le duela, un paripé.  
Adiós, ESO, adiós.  ¿Qué será lo próximo a lo que tengamos que renunciar en Villarta? Poco nos queda y espero que lo sepamos conservar. Va siendo hora de que en este pueblo abandonemos el conformismo que nos está llevando a la tumba. Nuestro futuro no es nada halagüeño. Las reformas políticas que se avecinan limitarán aún más nuestra calidad de vida. De los villarteros inconformistas, que los hay, depende un posible cambio de rumbo. Unamos mentes y fuerzas desde ya. Hay que ponerse en marcha. Los conformistas, como está siendo público y notorio estos días, siguen trabajando. 


sábado, 1 de junio de 2013

EL TRAJE DE PRIMERA COMUNION

                    Los trajes  de marinero,  las organzas,
                    plumetis, banquetes  y regalos  de las 
                    primeras comuniones dan para mucho, 
                   sobre  todo  para que los niños y niñas 
                   asocien  emociones  y  sentimientos al 
                   hecho a todas luces increíble de tomar 
                   el "cuerpo" de un ser "invisible".  Todo
                   un  ensayo  conductista. Pero en  oca-
                   siones suponen algo más.
                   Basado en un hecho real.
                  


La madre se detuvo delante de los trajes de primera comunión. Señaló a su niño uno crema y azul que era tendencia y le dijo: ¿Te gusta?. El chiquillo se dio media vuelta y señalando un vestido blanco-azúcar cargado de volantes contestó: ¡Quiero éste!

-¡Calla mariconazo! ¡Ya te pondrás uno como ese pero por ahora no es momento!, masculló entre dientes la madre procurando que no la escuchase nadie más que su hijo.

La dependienta, que se había percatado de la escena, intervino solícita:

-El de volantes es muy bonito, pero un niño tie…

-¡Quiero ir de chica! ¡Quiero ir de chica! Y tú, ¡calla la boca, bruja!

La madre tiró del brazo de su hijo, haciendo lo peor que podía hacer en esos momentos, gritarle su odiado nombre de niño: ¡Marcial! …Pero él, convulso, consiguió zafarse de ella y abandonó la tienda a mayor velocidad que con la que había disparado sus palabras. La mujer, avergonzada, se disculpó como pudo y salió a la calle a buscarle. La dependienta pensó para sus adentros que bastante le había caído a la señora cuando quien en realidad llevaba la carga, era Marcial. 

Aún no sé si lo vistieron de almirante o de princesa aunque pondría la mano en el fuego que fue de algo parecido a lo primero mientras él se vío como lo segundo. Un embrollo añadido al que de por sí conlleva, como todos, este sacramento.




viernes, 10 de mayo de 2013

Padres y madres ante los recortes educativos



No voy a referirme ahora al hecho de que se perpetúe un mal modelo en la preparación y acceso a la carrera docente, lo que tal vez te quede algo “lejano”  sino que me dirijo a ti, PADRE y MADRE para preguntarte que cuando estás viendo cómo la autoridad “COMPETENTE” aumenta hasta treinta o más el grupo de alumnos en el que se encuentra tu hijo y no haces nada, es porque:

  • No eres egoísta y quieres que tus hijos aprendan a no serlo. Cuántos más compañeros tenga mejor lo aprenderá. Lo dices tú pero yo no.
  • Piensas que tu hijo o hija es uno de los "listos" y así tendrá más compañeros que se darán cuenta de ello lo que aumentará su autoestima. Tal vez entre los nuevos halla alguno "tan listo" o más y tendrá un motivo para aumentar su competitividad. O tal vez pienses que entre tantos habrá más cantidad de alumnos "flojos" y tu niño o niña brillará más. Lo piensas tú, no yo.
  • Tu hijo o hija no es de los "listos" y que más da. Ojo, lo piensas tú y yo no.
  • Confías en que el profesorado sabrá adaptarse a las circunstancias y modificará las estrategias de aprendizaje con tal de atender bien a tu hijo. Será porque crees que puede llegar a ser omnipotente. Lo creerás tú, pero no yo.
  • Consideras que no es una circunstancia tan negativa, al fin y al cabo estuviste en clases así de numerosas y no te ha ido tan mal en la vida. Claro que, lo piensas tú pero yo no. A las pruebas me remito. Hemos llegado a ésta crisis porque la mayoría no hemos sido muy espabilados y nos la han dado y nos la siguen dando con queso.
  • Estás en el convencimiento de que "será lo que tenga que ser" porque está escrito en el destino o lo manda Dios. Así no te asaltan culpas ni remordimientos pero bien clarito te lo escribo: tu convencimiento es tuyo, mio no. Tu Dios te pedirá cuentas. 
  • Supones que los que mandan saben lo que hacen y no se puede hacer otra cosa. Tu suposición es, más no la mía y que nos costará caro a todos es lo que supongo yo.
  • No tienes agallas para personarte en los despachos de las autoridades "competentes" y permanecer allí hasta que cumplan con su promesa electoral de no "tocar" al sector educativo. Así de fácil, sin dejarte contar historias ni cantar milongas. No, no las tienes y si me vas a echar en cara que tampoco yo las tenga es que tus hijos te importan menos de lo que haga yo. Vamos que eres una joya de padre o de madre.

Además, si cuando se produce la baja de un profesor se tarda un mes en cubrirla, si eliminan la gratuidad de libros en enseñanza obligatoria, si reducen presupuesto para la formación permanente del profesorado y las becas en bachillerato, si aumentan las tasas universitarias y probablemente en F.P., si se reducen o desaparecen las enseñanzas artísticas y continuas en silencio y sin tener agallas, pues eso, de puta madre. O de puto padre.


·   

domingo, 5 de mayo de 2013

UN MIRLO EN EL JARDIN

" El constructor de palabras construye mundos"
                                   JS-CG
















Su canto viste de bosque mi jardín. Hermoso hechizo inesperado. Bellísimos silbrinos envolventes que transmutan a diario cuatro tapiales de tierra y piedra en templo de la naturaleza. Vibrantes y  disimiles melodías enlazadas como enlazamos las caricias, los besos, las risas o los llantos.

Alegría de mis mañanas y tardes vestidas de negro, se anuncia en el viento como un rey del cielo, con exquisitez, sin falsa modestia, sin miedo, sin preguntarse si debe hacerlo. Le envidio. ¡Hombrujeres quisiera de tan libres vuelos! ¡Mujombres levantando reinos! Busco, pero sólo encuentro almas yermas asoladas por el sometimiento. Busco pero apenas encuentro mirlos, de esos, en nuestros pueblos. 


Diccionario personal.

Silbrinos: silbos trinados de las aves.
Hombrujeres/ Mujombres:  Integrantes de un conjunto de hombres y mujeres o de mujeres y hombres.

                                         Construyendo palabras 
















                Su canto me inspiró palabras.
               Dibujarlo me ayudó a escucharlas.






martes, 16 de abril de 2013

Creer versus Conocer. Una clase de Matemáticas.

         
En la primera clase de la mañana me he visto en la necesidad de abordar en el grupo de segundo de la ESO la estructura del sistema de numeración decimal, la definición de número decimal y el fundamento del algoritmo de la división. ¡Nivelazo! Ahora en la segunda he optado por hacer lo mismo en el grupo de primero. Al final les he pedido que  indiquen el  proceso a seguir para realizar la operación 4:6  y lo justifiquen. Intervienen varios al unísono diciendo prácticamente lo mismo.

- Se pone un cero porque  cuatro no cabe entre seis. Luego se pone una coma y se le añade un cero al cuatro por lo que ya tenemos  cuarenta.

- ¿Pero no se trata de dividir cuatro y no cuarenta?.

-Sí pero como hemos puesto una coma ya tenemos cuarenta.

Insisto. ¿Por qué se han convertido en cuarenta? Responden a coro:

-Así nos lo han enseñado.   

-Será porque la coma es mágica y convierte al cuatro en cuarenta, añado un tanto displicente. Entonces una alumna apostilla:

-Nos han dicho que se hace así y nos lo creemos. Como dice el cura: ¿Por qué creéis que Nueva York existe, si no lo habéis visto?

Apenas dicha la última palabra tercia en la conversación, con vehemencia, otra chica.

-Siempre estás con lo mismo. ¡No lo vuelvas a decir más! ¡Ya está bien! ¡Deja al cura en paz!¡NO VUELVAS A DECIRLO!¡Y deja de mentar al cura!

Ante el silencio de los compañeros me veo en la obligación de intervenir. 

-No puedes prohibir a alguien decir lo que quiera.

-Llevas razón, Juan, pero que diga lo que de verdad dijo el cura. Lo que dijo fue que aunque no hemos visto Nueva York, se puede demostrar que existe, de igual manera aunque no hemos visto a Dios también se puede demostrar que existe.

-Entonces, digo, ¿el cura os ha demostrado la existencia de Dios?.

-Porque tenemos la Biblia y además, la fe, apostilla convencida la chica que estaba sentada al  lado de la anterior.

- Con semejante planteamiento no me extraña que poner una coma en la división con decimales sea para vosotros artículo de fe, dije. Para conocer, para saber, tenemos que utilizar la razón y puestos a razonar voy a ver si comprendeis el porqué de la coma y el cuarenta.

-¡Ay, Juan!, dice una nueva interviniente. ¿Por qué te empeñas tanto en que razonemos? Se pone la coma, el cuarenta y punto. Si es muy fácil.

Me pongo serio y ellos en guardia. 

-Esto os digo: el profesor que no os ponga en situación de que averigüéis el porqué de las cosas es un pésimo profesor y  me refiero al profesorado de todas, repito TODAS las áreas y al de matemáticas especialmente. Quien “enseñe” las matemáticas como un conjunto de reglas que tenéis que utilizar mecánicamente está atentando contra el objetivo fundamental del área: el desarrollo del razonamiento, herramienta fundamental para que podáis resolver problemas de la vida cotidiana. Quien así lo haga os está convirtiendo en meras calculadoras humanas que además de ignorar por qué hacen lo que hacen funcionan con menos rapidez y precisión que las que tenéis en vuestras carteras.

Una cosa más. Tened siempre en cuenta la fuente de información. Salvo que conste una demostración fehaciente no digáis nunca: “esto es así”. Decid: “Juan dice que…”, “el libro de sociales dice que…” “el telediario de mediodía dice…” La misma vehemente alumna del NO  LO VUELVAS A DECIR MÁS, intervino de nuevo:

-Pero Juan, no se puede saber ni ver todas las cosas. En muchas ocasiones tenemos que creernos lo que nos dicen.

-Cierto, pero CREER no es CONOCER. Ejemplo: te duele la cabeza y tomas ibuprofeno. No lo haces porque tengas fe en su bondad para aliviar o eliminar en ciertas condiciones el dolor, sino porque sabemos que surte ese efecto en el organismo humano. Tú no lo has fabricado, desconoces cómo se hace y las reacciones químicas que provoca en tu organismo, pero puedes CONOCERLO en cualquier momento porque hay evidencia detallada por escrito de sus efectos y llegado el caso podrías refutarlo en un experimento. Algo parecido ocurre con la historia. Conocemos la existencia de personas o sucesos por documentos que lo recogen y porque hay un acuerdo general sobre su veracidad. No creemos en su existencia, sino que sabemos que existieron. No creemos que existe Nueva York sino que sabemos que existe. En el caso de Dios vosotros mismos lo decís: creéis en Él, pero ¿lo conocéis?...

Y ahora vamos a analizar el algoritmo de la división  4 : 6 a fin de que no CREÁIS que el profesor convierte cuatro en cuarenta a modo de la multiplicación del pan y los peces.

Tomo cuatro folios en la mano y digo: ¿cómo hacemos para dividir esto en 6 partes iguales  o bien para repartirlo entre seis de vosotros de forma que recibáis la misma cantidad? Lo cierto es que no dejo tiempo para que los alumnos investiguen la solución y puedan contestar con fundamento, se aproxima el final de la clase y no quiero dejar este problema en el aire.  Si lo hubiese hecho tal vez algún o algunos alumnos habrían planteado algo parecido a esto.




En su lugar paso directamente a  explicarlo  utilizando el sistema de numeración decimal. La geometría permite 




justificar de forma comprensible las operaciones matemáticas y la ilustración lo evidencia. Continuamos procediendo de forma similar con las cuatro décimas de resto convirtiéndolas en centésimas.  

De forma inesperada la clase de matemáticas se ha convertido en algo más que una simple sucesión de operaciones. La didáctica de las matemáticas, como cualquier didáctica, no es neutra. El profesor que opta por presentar definiciones para utilizarlas miméticamente sin procurar la asimilación conceptual se postula como el poseedor de la verdad, el único en la clase capaz de comprender lo que dice y conduce a sus alumnos a un comportamiento seguidista y borreguil o a una baja autoestima y al fracaso académico, además de obstaculizar su evolución hacia el pensamiento abstracto, estadio al que no llega más del sesenta por ciento de la población adulta, ciudadanos con esquemas asimilatorios deformantes de la realidad e incapaces por tanto de analizar objetivamente hechos y situaciones, esos a los que llamo “brutos” con una mano de barniz academicista. El docente que no utiliza habitualmente datos de la realidad económica y sociocultural que viven sus alumnos limita o anula la vertiente funcional de sus estructuras mentales logíco-matemáticas, inhabilitándoles en gran medida para solucionar problemas cotidianos. En definitiva es la versión escolar del chaman o sacerdote que predica el valor de las CREENCIAS en el numinoso mundo de los números. Un planteamiento ideológico alienante.




Lecturas recomendadas:  

LIZCANO Manuel. “La ideología científica”. Revista NOMADAS. http://pendientedemigracion.ucm.es/info/nomadas/0/elizcano.htm

POPPER, Karl R. “Conocimiento objetivo” Editorial TECNOS. Madrid 2010.

CASTRATI MATEMATHICAE
http://llanuraenllamas.blogspot.com.es/2011/06/castrati-matemathicae.html






jueves, 11 de abril de 2013

J.L.Primera liberación.



“He estado a punto de reventarle  la cara a mi padre”  escupió J.L. al ponerme al teléfono. Después un brevísimo silencio, un lacónico “mañana nos vemos” y un adiós.
Sabía del desafecto hacia su padre pero no hasta ese punto. Por aquel entonces nuestra relación  rozaba el límite de la amistad pero no llegaba a serlo. Altivo, irónico, hiriente, sus aires de “intelectual” progre y su petulancia me disgustaban y él lo sabía. Escribía poemas que en su mayoría no me producían emoción alguna o escapaban a mi comprensión si bien había musicalizado 6 u 8 que me parecieron hermosos. Un atrevimiento juvenil.

La tarde siguiente nos vimos en la  Plaza del Pilar.  Tras intrascendentes comentarios iniciales  me relató el suceso. Escuchó voces al entrar al piso. Vio a su padre al final del pasillo puño en alto intentando pegar a su hermana M.A. y a su madre forcejeando para detenerle. “¡Te mato, es que te mato!”.  “Te vas a tragar las muelas”. Llegó a tiempo de sujetarle el brazo y detener el golpe. Su hermana se guareció tras él mientras su padre reintentaba la agresión. “¡De ésta te acuerdas!”. “¡Te llevaré a un internado!”. “¡Haré de tu vida un infierno!”. J.L. le empujó  apartándole a dos pasos de distancia. Las palabras se le escaparon de la boca con la misma facilidad que se nos desboca el pensamiento.  “Si intentas hacer algo de lo que dices te las verás conmigo”.  Su padre se le abalanzó pero él, algo más alto, le agarró por las muñecas. “¡Te detienes o nos damos de hostias¡”. Medio segundo mirándose, midiéndose, adivinándose intenciones. La madre consiguió interponerse entre ellos y ambos aflojaron.“¡Ha sido ella!”,“¡de ella es la culpa!”, repetía el padre señalando a la hija mientras se recostaba abatido en el sofá.  J.L. salió al pasillo con un ataque de ansiedad. Se ahogaba y lloró como nunca antes había hecho. Como pudo, salió a la calle.

“Regresé cuando todos estaban acostados. Hoy ha sido un día de angustiosa penitencia. Apenas nos hemos dirigido la palabra, pero todos sabemos que la historia de la familia ha cambiado de rumbo. Ayer enterré el miedo”.

No pude evitar sentirme cercano a él pues no en vano conocía bien el tipo de padre que intenta moldear su prole a base de violencia.  Una clase de hombre enfermizamente orgulloso de tener por su bien, el de él, atados a mujer e hijos con la correa de la opresión. De haber estado presente hubiese sido el firme tercer  brazo de J.L. Aquella tarde no dije mucho, pero no hizo falta, a veces un silencio es la más oportuna de las palabras. A partir de entonces lo miré con otros ojos.

Aún le quedaba descubrir algo más. Pasados unos días su hermana pronunció la palabra abusos…

Para un niño el miedo al padre es el peor de los miedos. En aquel día las palabras, los silencios y la mirada de J.L. gritaban muerte y resurrección. Se había hecho hombre.

                                                              J.L. en familia

martes, 19 de marzo de 2013

El Papado de las mentiras


Hay unas cuantas mentiras expandidas entre los más comunes de los comunes miembros de la iglesia, aquellos cuya deformación religiosa proviene de la instrucción intencionadamente simplista a la que han sido sometidos sobre la realidad histórica del cristianismo.

Hay extendida la falsa creencia de que la iglesia de Cristo fue UNA desde el principio de la expansión del cristianismo.

Falso es que los obispos de Alejandría, Antioquía, Constantinopla y Jesuralen reconociesen desde los inicios la supremacía de la “iglesia” de Pedro.

Falso que Pedro fuese el primer Papa y que la iglesia de Roma gobernase a toda la comunidad cristiana a partir de la muerte de Cristo. Falso que Jesús aludiese expresamente a que su deseo era transferir a los sucesores de Pedro lo que le transfería personalmente a él. Falso que los primeros sucesores de Pedro reclamasen ese derecho.

De ser cierta su existencia, el Espíritu Santo empleó once siglos de esfuerzo iluminador para conseguir que un Papa, Gregorio VII, decretase que el título de Papa universal sólo corresponde a los sucesores de Pedro. Claro que aún tuvo que emplearse más a fondo (siglo XIX. Concilio Vaticano I) para encontrar otro (Pio IX) lo suficientemente receptivo para captar la idea de que los Papas son infalibles en cuestiones de fe lo que a día de hoy no se lo cree casi nadie.

Los Papas, el nuevo incluido, se sientan en un trono fraguado a base de mentiras. Todo un  montaje para convertir al señor del Vaticano en un monarca absoluto que dicta sobre lo divino y lo humano. No es otra cosa lo que es ese hombre disfrazado de blanco. Un dictador de  moral, de fe y de la razón, alguien que prescribe cómo los católicos deben de entender las relaciones con “su” Dios y que procura imponernos al resto “su” visión de la vida. 

Quien asienta su papel en el mundo sobre una mentira no tiene credibilidad pero la jerarquía eclesiástica es maestra en hacer de la inmoralidad virtud pues “Dios escribe derecho con renglones torcidos”. La iglesia calla –oculta- al pueblo llano la verdad sobre este particular pero no importa. Los fieles no ven con el ojo de la razón, sino con el del sentimiento. Por eso cada vez que aparece sobre el balcón del Vaticano un nuevo anciano coronado son incapaces de desvestirlo despojándolo de sus proyecciones personales. No lo verán como un hombre que  ha sabido moverse en los entresijos del poder eclesiástico hasta llegar a su cima, alguien con una historia personal de luces y sombras, igual que tú y que yo. Una persona que encara el último trayecto de su vida y cuyas ya más que limitadas energías utilizará para ser digno representante de un invisible Señor al que solo acceden los elegidos… ¿Los elegidos?... ¿Recordáis el cuento del traje invisible del rey?  Su edad es la mejor garantía de que no  se embarcará en propugnar cambios sociales en profundidad algo en lo que Jesús es probable que estuviese interesado, pero no el Cristo inventado por Marcos y abrazado por la Iglesia pues la renuncia a la justicia social ha sido siempre un distintivo de la jerarquía eclesiástica que ha preferido sustituirla por la obediencia y la caridad. Bla, bla,bla… Lo atestigua que en dos milenios ningún padre Llanos ha sido designado Papa. Probablemente la razón fundamental está en el más que mundanal origen del Papado, un poder que a en base a sus dogmas en ocasiones ha segado vidas y ha intentado e intenta destruir el otro derecho humano  más “sagrado” : el de la libertad.

Lecturas recomendadas:

RUIZ DURAN,P.  El origen del Papago Romano.

PUENTE OJEA, Gonzalo. Vivir en la realidad. Sobre mitos, dogmas e ideologías. Siglo XXI de España editores. Madrid 2007

sábado, 9 de marzo de 2013

El pueblo es el que mas manda



video
                                     
         Vídeo alusivo a la acción que miembros del movimiento
            "Que le den a la troika" llevaron a cabo el pasado día 1
             de los corrientes en el parlamento portugués interrrum-
             piendo al primer ministro Pedro Passos Coelho.


A los primeros ministros no se les puede cantar en el parlamento una canción que habla de fraternidad. A los primeros ministros hay que pagarles un palacio en el que escriban leyes para dejarnos sin techo, sin trabajo o sin dignidad porque es su deber. Está por llegar el mandatario que no viva en palacio. Los palacios engendran delirios de grandeza, hace sentirse magnos a peleles y tientan y envenenan a las buenas gentes. He llorado al ver éste vídeo. “El pueblo es el que más manda”. Unas decenas de portugueses enfundados en su uniforme de dignos ciudadanos  hicieron callar unos minutos al mico de “su” presidente, títere de las milicias del capital. Un placer. Y un dolor verles abandonar el hemiciclo sin poder terminar su cántico. De buena gana hubiese unido mi voz a la de ellos. Los parlamentos se han convertido en cementerios de versos, en fosa de ideales. Como nuestros pueblos manchegos. En mi estado de consternación he tenido un momento de evasión imaginativa. Me he supuesto viviendo una situación semejante a la del hemiciclo portugués en Toledo, en Madrid o en “mi” Ayuntamiento.  Pero ¿con quién embarcarse en algo parecido? Intentado poner cara a mis posibles acompañantes de entre las de mis hermanos, familiares, compañeros y amigos, mi mente ha permanecido en blanco. Soledad sentida. Nuevo dolor y nueva lágrima.

Una evasión peligrosa. En situaciones como ésta te piensas un ser mejor que los demás cuando en realidad estas forjado del mismo barro inmovilista. Un ingenuo mecanismo compensatorio del sentimiento de culpabilidad o de debilidad que conduce a la autocomplacencia y a la inacción. El compromiso se hace visible en lo cotidiano y lo cierto es que la comodidad más que el miedo, me tiene agarrado por los genitales. Pero desde dentro algo me está empujando a tener que dejar de ser el figurante más o menos brillante en el espectáculo social y cuyo momento álgido interpretativo es el de dar palmas o pitidos a los actores principales. Hacerlo u obviarlo es el problema. Quien conoce los entresijos del poder sabe que los poderosos, de forma más o menos encubierta imponen su tiranía. Nuestras mercadocracias a las que eufemísticamente se denominan democracias son claro ejemplo de lo que digo. Aunque, en verdad,  el pueblo es el que más manda. Habitualmente deja hacer a los tiranos pero en ocasiones envía a sus hijos a luchar contra ellos. ¿Por cuál de las dos opciones nos estamos decantando? Ada Colau, sus compañeros de la PAH y muchos de los organizadores, detenidos y apaleados del 15M o el 25S han vertido y verterán lágrimas distintas a las mías forzando su presencia en el escenario como protagonistas. Ellos no se han detenido en el autoengaño sensiblero. Su mensaje es nítido, si se quiere, se puede. A cualquier nivel, en cualquier ámbito. Lo difícil es dar un primer paso, después no hay marcha atrás.

Quisiera ver en nuestra tierra Grândolas con encinas centenarias bajo la que jurarnos luchar por la dignidad social. Portugal nos ha legado, más allá del contexto en el que surgió y de su valoración artística, una canción para la siempre pendiente revolución por la fraternidad y aunque la música alimenta la voluntad de los hombres, me da que desde entonces no nos hemos nutrido de su espíritu lo suficiente.



jueves, 7 de marzo de 2013

INSEX




“En tu pueblo hay muchos maricones”, dijo.
- No los cuento. ¿Y…?
- Nada.
-Pues eso, nada.

En los pueblos de la Mancha aún hay quienes los computan. Ellos sabrán por qué. Como si fuese un indicador de deshonra. A un pueblo le denigran sus ladrones -ricos y pobres-; sus intolerantes;  sus mitineros de iglesia; sus politiquillos advenedizos; sus ciudadanos ignorantes, insensibles, déspotas, cobardes, conformistas, serviles o de mala follá, maltratadores, abusadores y violadores sean uni o polisexuales. ¡Punto!


jueves, 21 de febrero de 2013

EN TU 25 CUMPLEAÑOS

                                               A mi hijo Juan, 
                                                           de quien disfruto 
                                              desde el 15 de febrero de 1988

Te esperábamos pero no ese día. Cuando te tomé entre mis brazos, me llené de vida. Tu llegada supuso para mí el inicio de una reválida permanente: la de ser padre. Veinticinco años en ello y lo que quede, porque no es igual ser  el padre de un hijo de 2 que de 20 o de 40. La verdad es que me lo has puesto fácil. Sano, fuerte, inteligente, buen estudiante, resuelto, responsable, alegre, emocionalmente estable. Hasta ahora tu vida ha transcurrido dentro de lo previsible, pero como padre no puedo dejar de estar preocupado por lo que se te avecina. En unos meses habrás finalizado la segunda licenciatura y un máster y tendrás un cincuenta por ciento de probabilidades de encontrarte en paro. Hace poco, cuando hablábamos del tema, me rompía al percibir en tus palabras y en tus ojos,  por vez primera, el desánimo. A veces pienso si tendrás recursos suficientes, si  sabré, si sabremos tu madre y yo, llegado el caso, ayudarte. Entonces se me oprime el corazón y  respiro hondo.

Vas a entrar en la etapa de ruptura definitiva del cordón umbilical familiar, de tomar las riendas de tu propia vida, de enfrentarte “más sólo” al mundo. Conocerás una nueva dimensión de la palabra elegir, el coste de la libertad, el sacrificio que supone madurar. No te será fácil, como nunca lo ha sido para nadie. No sé cuánto durará ni cómo transcurrirá el periodo de tu emancipación, que, como no puede ser de otra manera repercutirá en mí. Tu tiempo te pondrá a prueba, no a una sola, a muchas. La más importante: el amor. Enamorarte te dará la medida de ti mismo. Descubrirás tu capacidad de dar y de exigir. Conocerás hasta dónde eres capaz de desnudarte, incluso, ojala no lo hagas nunca, de rebajarte. No te humilles tampoco en otros ámbitos de tu existencia. Antes de hacerlo, mírate, ten presente tu valía, reencuentra tu dignidad y sigue adelante porque el hombre digno hace de su vida una obra de arte, el indigno, una porquería. No te avergüence recurrir a mí, a mí no tienes que demostrarme nada. Mientras esté lúcido y tenga energía, me tendrás a tu lado. Desde niño te he ayudado a mirar y hasta la muerte estaré dispuesto a compartir tus culpas, duelos, dudas, y preguntas. Lo mejor de mí está guardado para ti y para tu hermano, no lo dudes.  No vivas de sueños sino de proyectos. Remodélate con exigencias en vez de con prohibiciones y en cualquier momento de tu vida asume las sombras de tu pasado. No tener cuentas pendientes contigo mismo te dará serenidad y te hará feliz. 

Tus veinticinco años son el aperitivo de lo que espero vivir contigo.



miércoles, 30 de enero de 2013

La Noche


Salpicada con minisoles de vapor de sodio su negritud se difumina entre tonos macilentos por carreteras, calles y plazas. Bajo nuestros techos de ladrillo y hormigón la acortamos a base de argón, tugsteno, trabajo y entretenimiento. Apenas  gozamos de su silencio sonoro, su dinamismo inmóvil, sus naturales juegos de oscuridad. Nos empeñamos en arrinconarla, en expulsarla de nuestras vidas, pero está ahí, tozuda, paciente…ante nosotros y en nuestros sentimientos. Quien en la noche se adentra con el corazón amargado encuentra en su regazo el aliado en el que volcar su llanto. Al ardiente, la noche le invita a consumir su llama y al exhausto le acoge en su mullido manto. Para todos, en la mar de ocasiones, es proceloso océano. En sus horas más negras, los pusilánimes ahogan la respiración, avistan fantasmas o se encomiendan al dios de su invención esperando su ilusoria ayuda. Pero la noche no está hecha para temer sino para descubrir lo que uno es, lo que quiere ser y lo que no será. Un empeño que puede hacer de la noche una aventura por instantes gélida, tórrida, silenciosa, bulliciosa, huracanada, tormentosa…

La noche no tiene hora, la hay con sol, con luna, de mañana y tarde. Venimos, estamos, y vamos con ella. Nos cincela. ¿Qué otra cosa es envejecer sino consumirse en el fragor de nuestra noche? Mirarla de frente, beberla, apurarla,  ofrece la oportunidad de revisar el relato de nuestra vida, de cerciorarnos si  contamos la vida que vivimos o vivimos la vida que nos contamos, eterno dilema de ese diminuto complejo de cadenas de carbono pagado de sí mismo llamado hombre, condenado a desintegrarse en la inmensidad del universo. Hacerlo nos hace bien. Entonces la noche se trasmuta, parece desaparecer. Atrás queda un “no es posible”, “nunca podré”, “esto no debería ser pero será”, “nunca será de otra manera”, “no sé qué hacer”. Surgen nuevos proyectos, nuevos caminos, entre ellos la muerte. Es la luz, el ojo de la noche. 



                            Entre atormentados silencios 
                                       te persigues.
                              Tus secretos desvelados.
                                      Rejuveneces.
                           ¡Dichosa desdicha en negro!






lunes, 21 de enero de 2013

Una metáfora de Leonard Cohen


Cuando escucho una canción, a lo que presto atención, de inmediato, es a su música. Nuestro organismo es ritmo continuo presente en la circulación sanguínea, el movimiento intra e intercelular o en el incesante fluir de sentimientos y  pensamientos. Somos “música”, por eso una canción me atrapa instantáneamente si su melodía conecta con mis ritmos vitales. Por la misma razón, el compositor musical crea al  compás de los suyos y su ser se manifiesta en su creación. Con una melodía no se puede mentir, con las palabras sí.

Son escasas las ocasiones en que percibo una conjunción perfecta entre texto y melodía. Cuando eso ocurre la canción se me revela como  una verdad a dos “voces” y me conmueve. Es el caso del majestuoso Halleluyah de Cohen, canción con la que me reencontré hace poco y que me recompuso por dentro. En su letra el autor utiliza el adulterio del bíblico rey David con Betsabé, hermosa mujer de Urías y del que procuró su muerte, como metáfora para expresar que el hombre esclavo de la pasión cae en el desconcierto y obra mal. Cuando reconoce su falta, de su dolor brota un frio y roto Halellujah.  

La metáfora tiene un extenso campo de aplicación. A todos se nos presenta la ocasión de arrebatarnos por una Betsabé que no tiene por qué ser de carne y hueso. El tiburón financiero se apasiona por el dinero ajeno del que procura adueñarse utilizando su astucia bajo la protección de leyes “adecuadas”. El político protofascista se empeña con tesón en apropiarse de la capacidad de decisión de los demás bajo el legalismo de la representatividad y el sectario intenta por todos los medios adueñarse de la mente del otro. Con su comportamiento llegan a ocasionar sufrimiento innecesario. Pero para que puedan entonar un Hallelujah frio y roto es preciso que como David tomen conciencia de lo innoble de sus acciones y eso no siempre ocurre. Muy al contrario, muchos de los responsables financieros y políticos que con su actuación están llevando a la desesperación a millones de personas consideran que hacen lo que deben y a buen seguro que más de uno le estará agradeciendo a Dios su “éxito” o pidiéndole que le ayude a tenerlo. No es algo nuevo. La historia es rica en ejemplos de malvados y dictadores que han ocupado lugar preferente en el templo y un sitio bajo palio, considerándose brazos armados de Dios con la aquiescencia o la pasividad de parte de la ciudadanía. 

Tras esta reflexión, me puse en otra. A estas alturas del siglo XXI, en las sociedades humanas, la inmensa mayoría  de los que sostenemos el imperio de una minoría sabemos que en cualquier momento podemos ser devorados o aplastados. Lo incomprensible es que gran parte de nosotros estemos  temiendo serlo en estado de espera pasiva, algo que ni siquiera el pez chico hace cuando avista al grande, aunque eso sí, entonando  Hallelujahs de agradecimiento por no haber sido engullidos todavía. Al igual que Betsabé se dejó tomar, estamos dejando  que nos despojen de nuestra dignidad de ciudadanos, tal vez esperando a cambio, tener, como ella, la suerte de ser de los elegidos para servir en la mesa del rey.

Como en el resto de España, Villarta, con cuatrocientos parados aproximadamente, está afectada por la crisis a la que nos han llevado y nos están llevando los de siempre. Cuando esto escribo, salvo por la menor afluencia en los puntos de venta y de diversión, apenas percibo en nuestro pueblo detalles que hagan visible esa realidad y menos aún un compromiso comunitario para hacerle frente.  Todos somos responsables de ello, pero unos más que otros. Comenzamos las PACES. Que de su disfrute salgamos con renovadas fuerzas para afrontar individual y colectivamente estos difíciles tiempos. Que estos días de celebración y asueto sirvan para descongestionar nuestras mentes y tengamos la lucidez necesaria para no ser la acomodaticia Betsabé ni el cegado David y en caso de serlo, reconocerlo. Si somos capaces de ello, lo demás vendrá rodado.

           Texto remitido por correo electrónico 
           el 11-12- 2012 para su publicación 
   en el libro de 
           Ferias y Fiestas "PACES 2013" de Villarta de San Juan.



video